Recomendación verano: 5 maneras de llevar un kimono


No es ninguna novedad en el mundo de la moda, pero este año viene con todo su protagonismo merecido: el kimono es una de las prendas de la temporada. Ya Tom Ford los había presentado para Gucci en 2003, y desde entonces les profeso mi amor absoluto. Tanto, que como para el verdadero no me daba, me compré un batín de seda en H&M y lo pasée feliz de la vida durante unos cuantos veranos e inviernos.

Grosso modo, podemos decir que es una prenda favorecedora, camaleónica y muy agradecida. Lo puedes encontrar largo o corto, con o sin cinturón, con o sin bolsillos, con o sin flecos, en seda o grueso... elige el que más se adapte a tu estilo y a tu cuerpo.

Como regla general, si eres bajita y ancha, entonces evita el largo. El largo favorece un poco más a partir del 1,60 cm. O para más bajitas pero proporcionadas. Tanto en largo como en corto, aquí van cinco ideas de cómo llevarlo:
  1. En plan informal con una camiseta de algodón orgánico, blanca + short vaquero + Converse blancas o babuchas + tote de algodón
  2. En plan playero con vestido blanco de algodón + sandalias de yute o esparto + capazo de palma
  3. En plan noche loca con top lencero + pitillo roto + sandalias de tacón + clutch de piel blanda
  4. En plan evento elegante con vestido entallado o mono largo + pendientes grandes + cartera de mano
  5. En plan para cada día con top de tirantes + falda vaquera + mules + bolso tipo bombonera
Y a vivir que son dos días.

No se te ocurra: cutre. No digo low cost, digo cutre. Entre todos los kimonos de precio asequible, hay calidades. Algunos son tan malos que los tocas y te salen pelitos de cactus en los dedos. Y se te engancha. Búscalo que dé el pego, por favor.
Enorme. Es una prenda floja, caída, con el hombro bajo y todo lo que quieras. Pero tiene tallas. Así que elige la tuya.
Con camisa. No lo veo con cuellos camiseros. Salvo que busques un chaquetón con corte kimono, si lo que eliges es uno ligero, un sobretodo, guardapolvos, batín o como lo quieres llamar; no lo superpongas con otros cuellos.
Ni tampoco con otros puños. Nada de asomar puños volante por debajo de la manga kimono, ni mangas abullonadas, ni inventos. No inventes, que te veo.

Lo encontrarás en: el batín mostaza es de Bershka. El kimono corto, de Asos.


Comentarios

  1. A mí los kimonos hasta ahora me traían por la calle de la amargura, porque los veía, me encantaban pero luego no sabía cómo combinarlos más allá de la camiseta básica. He visto uno rojo que me hace ojitos y me resistía a comprarlo pensando que no iba a conseguir combinarlo con nada. A ver si con tus consejos le encuentro posibilidades y me animo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario